Reestructuración de deuda empresarial

Reestructuración deuda organizacional

Reestructuración de deuda empresarial

 

Reestructuración de deuda empresarial es el proceso de financiación dentro de las PYMES en el que se retrasan los vencimientos de deuda con financiación suplementaria, debiendo gestionarse correctamente para tener un buen fin.

Es muy importante saber que la opción de una refinanciación de la deuda siempre será preferible a la presentación de un concurso de acreedores. Ahora bien, una mala gestión nos puede abocar al concurso, quedando la empresa aún más debilitada de lo que pudiera haber sido aplicando un concurso bien planificado.

Para planificar correctamente una reestructuración empresarial deberíamos seguir con el siguiente planning:

La elaboración de un correcto Informe Financiero, incluyendo los correspondientes Planes de Viabilidad y de Negocio, que se dirigirá a las entidades financieras.

Dicho Informe Financiero de la empresa debe reflejar el historial, la descripción del negocio, sus activos, sus canales de venta, proveedores estratégicos y resto de proveedores, con las negociaciones previstas con los mismos, incluidas las administraciones públicas; competidores, fuerzas y oportunidades, evolución del balance de situación y cuenta de resultados de los últimos años, detalle competo de la deuda con detalle de sus cuotas, vencimientos, entidades y garantías, así como una propuesta de refinanciación para cubrir sus necesidades.

En resumen, un análisis exhaustivo de la situación económico-financiera de la empresa, así como la previsión de su proyección para los próximos años, para obtener un respaldo coherente de las entidades financieras.

 

Presentación del Plan de Negocio y de la propuesta de refinanciación a todo el pool bancario.

Es la propuesta de refinanciación que la empresa presentará en una reunión conjunta con todas las entidades financieras incluidas en el proceso de refinanciación, haciendo partícipe a todo el pool bancario, independientemente de su participación sobre el total de la deuda, para que ninguno de ellos se sienta marginado.

Habrá que tener en cuenta el número de entidades que constituyen el pool bancario y la distribución de la deuda entre cada entidad financiera, para saber el riesgo que asume cada una, así como la situación de la deuda, sea provisionada o no.

Para una correcta elaboración habrá que tener en cuenta el calendario de amortizaciones, para prever cuando una cuota impagada puede entrar en mora, así como las garantías otorgadas en cada caso, tener claro si el planteamiento desembocará en una negociación colectiva o individual, presentar una exigible reducción de costes, una correcta generación de flujos de caja, plantear ampliaciones de capital y establecer plazos, mejoras o quitas en función de los flujos que se generen.

Llegados a este punto, debemos tener claro si la estrategia será la de seguir atendiendo el calendario de pagos normal de la deuda existente, o bien se comunicará al pool bancario que se interrumpirá el calendario hasta que concluya el proceso de reestructuración empresarial, independientemente del éxito que se alcance.

En la propuesta de refinanciación debemos buscar el equilibrio entre nuestros intereses, que siempre serán la viabilidad y continuidad de la empresa, salvaguardando la inversión y el patrimonio, y los de las entidades financieras, que no son otros que el de garantizarse el recobro de la financiación otorgada.

Es de vital importancia tener un correcto análisis de la propuesta de refinanciación desde el punto de vista individual de cada entidad financiera, para tener la seguridad de que la misma encaja con las características de su deuda y su posición en el pool bancario, para garantizar en lo posible la aprobación de la propuesta por sus respectivos comités de riesgos.

En la negociación habrá que establecer, y durante el período que se establezca, el compromiso de no iniciar acción alguna que pueda perjudicar a la parte contraria, adoptando los acuerdos necesarios en referencia a los principios que se deberán regir entre todas las partes mientras dure el proceso de refinanciación.

 

Proceso de negociación en la reestructuración organizacional

Durante el mismo se celebrarán todas las reuniones necesarias para poder analizar la propuesta de refinanciación con todo el pool bancario, profundizando en las negociaciones todo el tiempo que haga falta.

 

Documento previo (borrador) al Acuerdo Marco.

Se elabora un documento previo en donde se recogen los principales aspectos de los acuerdos alcanzados entre la empresa y todas las entidades financieras del pool bancario, a modo de borrador del contrato de refinanciación, y en el que se debe dar constancia de la estructura y condiciones de la financiación, de las garantías de operación, de un planning de desembolsos y amortizaciones, de todas las causas de vencimiento anticipado, de los pactos acordados referentes a los activos, de un correcto ajuste de márgenes, de una apropiada estructura de comisiones, de las obligaciones que adquiere la empresa, así como de cualquier otro acuerdo complementario.

 

Acuerdo Marco: contrato definitivo.

Se redacta el contrato definitivo de reestructuración de la deuda de empresa (Acuerdo Marco), elaborado a partir del borrador previo pactado con anterioridad, en el que se exponen todos los motivos que han dado lugar al mismo, mencionando los contratos que han sido objeto de refinanciación, todo ello definido en sus correctos términos generales y financieros, indicando la distribución, importe, duración, vencimiento y las condiciones de todos los instrumentos financieros (disposición de fondos, amortización, intereses, incumplimientos, comisiones, pagos, etc.…), así como todas las garantías acordadas, y que finalmente se firma y se eleva a público.

 

Dado que las operaciones de refinanciación de la deuda suelen ser procesos largos y muy complejos, en los que se pueden producir situaciones inesperadas a las que hay que dar una correcta solución, es importante tener el asesoramiento de asesores legales, fiscales y financieros expertos en estas refinanciaciones, apoyando al equipo directivo de la empresa.

 


MARTIN & ASOCIADOS aporta toda su experiencia en operaciones similares, que contribuyen a dar rapidez, transparencia y confianza en todo el proceso de reestructuración de una empresa con las entidades financieras, así como con el resto de los acreedores y proveedores principales y administraciones públicas.

Contacta con nosotros para tu diagnóstico sin coste.

 

0

Related Posts

Problemática bancaria de las…

Empresas con problemas financieros   2 tipos de créditos para las empresas Hoy en día las empresas, en su pool bancario o deuda con las entidades financieras, tienen dos tipos…
Leer más

¿Cómo puede refinanciar su…

¿Cómo puede refinanciar la deuda una empresa con las entidades financieras?   Cuando tenemos la necesidad de ver cómo refinanciar la deuda de nuestra empresa, es decir, reorganizar la deuda…
Leer más