Cómo gestionar y salvar una empresa en crisis

manejo de crisis en una empresa

Cómo sacar adelante una empresa en crisis

Incremento de los costes, irrupción de nuevos competidores en el mercado, cambios en las tendencias de consumo, transformaciones de un mercado en constante evolución o reveses sobrevenidos (dos ejemplos recientes serían la crisis económica de 2008 o la generada a raíz de la pandemia del coronavirus).

Las pequeñas y medianas empresas (pymes), el denominado motor de la economía española por representar el 99,8% del tejido empresarial, se ven obligadas a afrontar y capear en su día a día un sinfín de retos exigentes que ponen a prueba su supervivencia. Por eso, más allá de disponer de planes estratégicos que señalen el camino a seguir para gozar de una buena salud económica y financiera, es importante que las pymes tengan en cuenta diferentes alternativas de solución para empresas en crisis con el objetivo de ponerlos en marcha con la mayor celeridad si en algún momento fuese preciso.

 

Concurso de acreedores y venta de la compañía: dos alternativas de solución para empresas en crisis

Cuando un empresario se pregunta ‘cómo sacar adelante una empresa en crisis’ hay dos opciones que vienen a su mente al instante: la venta de la compañía o el concurso de acreedores. Y aunque ninguna de ellas debe desestimarse porque puede suponer la opción más acertada en un momento concreto, conviene hacer algunos matices previos y, sobre todo, tener claro que en casos así es fundamental contar con un servicio de consultoría especializada en sacar adelante empresas en crisis, como el que ofrece Martín & Asociados.

Decíamos que una de las primeras opciones que se barajan en el manejo de crisis en una empresa es la venta de la compañía. La pregunta es inmediata: ¿es ésta una buena opción? La respuesta, sin embargo, no admite generalidades. Dependerá de cada caso. Con todo, en relación a esta opción sí podrían hacerse un par de  consideraciones. La primera sería que debe contemplarse como ser el último recurso. Cuando se contratan los servicios de una consultoría para averiguar cómo sacar adelante una empresa en crisis, la venta de la compañía solo surge cuando el resto de opciones han sido desestimadas. Y la segunda es que para que sea una buena opción debe manejarse con profesionalidad.

A nadie se le escapa que tratar de vender en una situación adversa sitúa a la parte vendedora en una posición de debilidad y que ello podría traducirse en una venta por un precio inferior al real. Y no debería ser así. Es cierto que un elemento clave para determinar el precio de una compañía es su nivel de deuda, pero también lo es que no es el único. En estos casos es necesario saber poner en valor todos los activos de la compañía para buscar un precio más justo y satisfactorio para la parte vendedora. Activos que van de la notoriedad de marca a los clientes y proveedores o su situación en el mercado. .

Otra solución recurrente para salvar una empresa en crisis es el concurso de acreedores  un mecanismo legal que entra en juego cuando una empresa se halla en una situación de insolvencia o falta de liquidez que le impide hacer frente regularmente con sus obligaciones y pagos, o cuando prevé una situación de insolvencia inminente. Fundamentalmente, la presentación del concurso de acreedores por parte de una compañía sirve para paralizar las deudas, embargos y ejecuciones. A partir de aquí surgen dos escenarios bien distintos: asegurar la continuidad de la empresa o proceder a su cierre ordenado.

 

Cómo recuperar una empresa en crisis en cinco pasos

Cuando la situación económica de una empresa es acuciante y el objetivo es dar con la tecla que descubra cómo recuperar una empresa en crisis cobra más importancia que nunca la transparencia. Realizar una gestión transparente de la situación tanto hacia el equipo de trabajo como hacia los clientes y proveedores. Además, conviene poder mantener la calma y gestionar la situación de forma rápida y eficiente.

Para ello, es necesario contar con un servicio de asesoría experta capaz de en el manejo de crisis de una empresa. No solo por su expertise, sino porque al tratarse de un servicio externo será capaz de contemplar cualquier decisión –por drástica que resulte– para obtener el mejor resultado.

Los cinco pasos a seguir para el correcto manejo de una crisis en una empresa son:

  1. Análisis y gestión de la situación. El primer paso cuando se trata de averiguar qué hacer con una empresa en crisis es tener una fotografía nítida de la situación. Conocer hasta el último detalle. ¿Es realmente tan grave? Para ello se recomienda contratar un servicio de consultoría externa que pueda analizar los datos económicos de la empresa y poder hacer un diagnóstico preciso de la situación.

 

  1. Financiación en corto plazo. Otra prioridad para sacar adelante una empresa en crisis es dotarla de financiación a corto plazo. En estos casos, para disponer de mayor liquidez se recomienda abrir dos vías en paralelo: revisar las deudas pendientes y tratar de cobrarlas lo antes posible y analizar los gastos con el objetivo de reducirlos o ajustarlos.

 

  1. Alternativas de solución para empresas en crisis. El siguiente paso será, en base a la información recabada, optar por una de las opciones posibles para sacar adelante a la empresa en crisis. A su vez, la consultora presentará un plan estratégico (que incorporará tanto aspectos relativos a la gestión económica como financiera de la compañía). Es importante en una situación de crisis que las empresas no opongan resistencia o se muestren reacias a los cambios.

 

  1. Plan de trabajo para dejar atrás la crisis. Superada la crisis de cómo recuperar una empresa en crisis y determinada la opción más idónea para salir de esta situación, llega el momento de poner en marcha el plan previsto. Lo ideal es marcarse metas a corto plazo e ir revisando el plan con una periodicidad determinada (por ejemplo, cada tres o cuatro meses) con el objetivo de verificar la eficacia de las medidas instauradas y cerciorarse de que el plan global nos llevará a buen puerto.

 

  1. Acercarse a los clientes. Decíamos al inicio que las crisis deben ser gestionadas con transparencia. Así, pueden ser un momento para acercarnos a los clientes y tratar de conocer a fondo sus necesidades para buscar las soluciones más adecuadas y salir reforzados de la crisis.

 


En Martin & Asociados somo expertos en ayudar a empresas en situación de crisis.

Contacta sin compromiso.

0